Anuncios
ACTUALIDAD

LA ARENGA 


​Por Juan Carlos Méndez Ramírez

Libre Colegiación…Fin al corporativismo.

Con cero votos en contra, los diputados de la actual  legislatura estatal democratizaron la colegiación de profesionistas en el estado y rompieron con una vieja tradición antidemocrática al emancipar a los sudcalifornianos de  un monopolio existente durante casi 40 años en materia de profesiones. 


Figuras estatistas y corporativas  deben de ir desapareciendo de nuestras leyes y de nuestra vida pública, si queremos  avanzar como sociedad. Un acierto  de la Diputada cabeña Eda María Palacios el haber presentado esta iniciativa que desaparece existencia de un solo colegio por rama profesional, para dar paso a la conformación de colegios de profesionistas en los cinco municipios del estado sin restricciones, algo que fue largamente esperado por profesionistas titulados de Los Cabos, Loreto, Comondú, Mulegé y La Paz. 

La Ley tiene que ser un instrumento solidario con las aspiraciones del pueblo y debe ser modificada cuantas veces sea necesario el aseguramiento de los derechos e inclusión de la propia sociedad. Eda Palacios tuvo escucho muy bien a decenas y centenas de porofesionstas de todo el estado –no solo Los Cabos- y efectivamente acertó porque hay que recordar que en la redacción del artículo 33 de dicha ley, restringía toda posibilidad a los profesionistas de los cinco municipios de conformarse en colegios libres y autónomos, y ser reconocidos como personas morales con las actividades de orden público e interés colectivo, por tanto violaba la garantía de igualdad, en relación con las de libertad de trabajo y asociación contenidas en los artículos 1o., 5o. y 9o. de la Constitución General.

Con la reforma aprobada, se garantiza e incentivará la sana competencia entre los colegios autorizados, se genera la libre competencia, para que cada profesionista se afilie al colegio que mayor defienda sus intereses o sea más dinámico, pero sobre todo para que los ciudadanos accedan a servicios profesionales de calidad, con profesionistas certificados y preparados. 

La respuesta ante esta reforma de ley se tornó virulenta por la Federación de Colegios de Profesionistas de Baja California Sur quienes de forma grosera e injuriosa  desataron una campaña de lodo contra la Diputada Eda Palacios Márquez acusándola sin fundamentos que, detrás de la iniciativa que presentó estaban intereses económicos y políticos. 

La realidad es que dichos señalamientos carecen de fundamentos y solo esconden  la  rabia que sintieron los Colegios Estatales de profesionistas  porque a  la “gallina de los huevos de oro” que son las asociaciones  de profesionistas de Los Cabos ya no les podrán tener la pata en el pescuezo, al igual que a los demás profesionistas de La Paz, Comondú, Loreto y Mulegé, puesto que para todo tipo de gestiones, los profesionistas foráneos tenían que tener la autorización del Colegio Estatal de La Paz, que los representaba y al cual estaban adheridos obligatoriamente. 

Quizás lo que también les duele  a los Colegios adheridos a la Federación, son las cuotas que aportaban las secciones municipales hacia los Colegios Estatales únicos que prevalecieron durante más de 40 años, aportaciones que  ya no ingresarán más a sus arcas y que en el caso de Los Cabos  eran considerables, puesto que ahí existen asociaciones con membresía incluso mayor  que en La Paz.

Los Colegios de Profesionistas Estatales integrados a la Federación de Colegios están cometiendo el error de amenazar y exigir al Gobernador del Estado a que emita un veto al Decreto aprobado por el Congreso.

Esta actitud de confrontación los deja muy mal parados ante la opinión pública puesto, que sus argumentos en el fondo son básicamente porque ya no podrán tener unilateralmente esa potestad que ostentaron durante décadas sobre los profesionistas del estado. Su actitud provocadora, deja al descubierto que no les importa mejorar la actividad profesional, sino las canonjías y privilegios que ahora ven perdidos. 

Digan lo que digan, Eda María Palacios tuvo la capacidad de anteponer cualquier interés de grupo, partido o prebenda para empoderar al pueblo a través de garantizar colegios de profesionistas libres, incluyentes, autónomos y democráticos; actuó bien, hizo lo que cualquier representante popular está obligado a hacer, que es atender a sus representados, pues la iniciativa que presento ante el Congreso del Estado, fue petición escrita de diversos colectivos de  profesionistas del Municipio de Los Cabos, quienes por más de 20 años lucharon para que esta reforma  se concretara. Lo que no lograron Sebastian Romo Carrillo, Luis Armando Díaz y Ernesto Ibarra en su paso por el Congreso del Estado; y por eso sus compañeros legisladores la secundaron, porque la reforma es positiva para la vida económica, política y social de nuestro Estado; y seguramente  pronto se  verán sus  resultados. 

Ojalá que los Colegios de Profesionistas asimilen bien este cambio, y cesen la confrontación, el desafío y las amenaza, porque ellos mismos están obligados a  tener un comportamiento público intachable y ejemplar, no de peleadores callejeros o de personas que propalan chismes de lavadero. Los dirigentes de estos gremios de profesionales deben de conducirse con respeto hacia las instituciones y honrar la representación de los profesionistas del estado, pues al hablar y hacer señalamientos públicos  como lo han venido realizando, lo hacen en nombre de todos los profesionistas a los que representa, pero esta vez no repetirán lo que antes frenaron en tres intentos de reformas al artículo 33 de la ley de profesiones.

Conocidas las motivaciones de los ataques en contra de la legisladora Eda Palacios Márquez, su imagen queda intacta ante la opinión pública, porque quienes la conocen  la saben honesta, la conocen como una dama respetable, emanada de una familia con amplio arraigo y reconocimiento en el municipio cabeño. Las acusaciones e infamias que se le hicieron por romper el corporativismo de las profesiones,  no son válidas. Los improperios de quienes se asumen como representantes absolutos de los profesionistas de Baja California Sur son el viejo adagio mexicano: “el lodo cae…solo hay que esperar a que se seque”.

Recibo sus comentarios en bcsmonitoreo@gmail.com

Anuncios
Acerca de Dirección General (3727 Artículos)
Administrador

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: