Anuncios
ACTUALIDAD

VÍDEO: La hacienda de San Bruno y la periquita “Lola”.

Anuncios

Por: Gamaliel Valle Hamburgo

Lola era una perica que había sido adquirido en el mercado de Santa Rosalía, ella había llegado procedente de Havre, Francia a bordo de el vapor conocido como Korrigan en el año de 1931 y fue intercambiada por una colección de enciclopedias.

Era una periquita que cabía en las palmas de la mano, de plumas largas y tan suave como la seda, desde su llegada se comportó como ninguna otra, tal parecía que ella conocía el destino que le avecinaba. Su dueño la adquirió debido a una peculiaridad pues Lola hablaba francés; ella había nacido en el viejo continente y por una u otra razón quedó en manos de un francés de apellido Michot que la obsequió al encargado de la hacienda de San Bruno, propiedad de El Boleo, un poblado que se encuentra a unos 20 kilómetros al norte de Loreto.

Según se cree que unos forajidos llegaron a San Bruno, procedentes de Loreto, quienes venían buscando pepitas de oro y que aprovechando la soledad de la hacienda se introdujeron en el interior de la misma, robando varias cosas y dejando como única testigo a la periquita Lola. 

Tan pronto como los trabajadores de la hacienda llegaron notaron que Lola se comportaba un tanto extraña, ya no salía por las tardes a tomar el sol y había dejado de comer y cantar; algunos dijeron que el tiempo que estuvo sola le hizo mal y otros decían que era por la edad que tenía, no obstante algunos escuchaban que Lola mencionaba un par de nombres y describía a unas personas con ciertas características; así pues localizaron a los culpables del robo, quienes no solamente se sentían avergonzados por lo que habían hecho, si no, más que sorprendidos ya que por su cabeza jamás imaginaron que un perico los iba a delatar. 

 

Anuncios

Facebook Comments

Anuncios
About Dirección General (6919 Articles)
Administrador

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: