mar. Jun 18th, 2019

PRI EN RUINAS

POR ARIEL VILCHIS

Nadie podría negar que el Partido Revolucionario Institucional se encuentra en ruinas, totalmente disminuido en comparación de la poderosa aplanadora electoral de hace unos años, cuando ejercían el poder casi absoluto. En Baja California Sur llevan 20 años en la oposición sin saber cómo hacerle para logar la confianza ciudadana, salvo pequeños destellos, se han conformado con ser la segunda fuerza política.
Ante los resultados electorales del primero de julio pasado, el revolucionario institucional quedó condenado a ser parte de las minorías, lugar del que difícilmente saldrán. Sobre todo si mantienen esa soberbia que caracteriza a la actual dirigencia estatal todavía encabezada por la limitada presidenta Gabriela Cisneros.
Cisneros Ruiz, quien no ha sido capaz de ejercer un verdadero liderazgo al interior del diezmado PRI, continúa sin afrontar su responsabilidad ante la derrota. Sin dar la cara, se limita a emitir comunicados de prensa tan vacíos y carentes de ideas que dejan en manifiesto por qué la tiene ahí el todavía senador de la república y futuro diputado federal plurinominal Isaías González Cuevas.
En un escueto boletín, la líder del priismo sudcaliforniano menciona que son tiempos de reflexión y autocritica. ¿Qué más reflexión que prestar oídos al rechazo ciudadano reflejado en las urnas? ¿Qué más autocritica que asumir la responsabilidad de los resultados y por dignidad renunciar?
Para desventura de los priistas, aunque es evidente que Gabriela Cisneros no los representa y les quedó a deber, aun renunciando no se librarían del verdadero lastre que los llevó a la ruina electoral y quien tendrá una curul en la cámara de diputados sin que los sudcalifornianos lo hayan elegido. Isaías González Cuevas difícilmente soltará el control del PRI, tan es así, que en las filas Isaistas ya mencionan como posible relevo para la presidencia del PRI estatal al representante de la secretaria del trabajo en el entidad Ernesto Álvarez Gámez, puesto al que siempre ha aspirado. Quizá lo logre, aunque llegue a presidir un partido del que solo el membrete queda.
Pero conociendo a Ernesto Álvarez, siempre tiene más de una opción y nos comentan que, en caso de no llegar al cabildo paceño vía la representación de su hija Iris Álvarez, se ha encargado de propagar el rumor de que la familia Álvarez Gámez emigraría a las filas MORENISTAS. Ya lo veremos.
Retomando al tema del PRI estatal, está más que claro que algo deben hacer, ¿pero cómo lograrlo sin liderazgos fuertes? ¿Cómo enfrentar la crisis financiera que inevitablemente los alcanzará ante la falta de prerrogativas? ¿Qué clase de oposición responsable serán? Si solo contarán con un diputado en el congreso local y en los cabildos de los cinco municipios tendrán la mínima representación.
No dudo que haya quien intente reinventarlo o revivirlo. Quizá una re-evolución es lo que se requiere antes de que los priistas empiecen el éxodo hacia otras fuerzas políticas.
Mientras eso sucede, la dirigente estatal Gabriela Cisneros menciona en su verborrea hecha comunicado de prensa que el PRI está de puertas abiertas. Aprovechado tal invitación, los priistas deberían tomar su palabra e invitarla a salir por ella, es inevitable. Es mi opinión, al tiempo…

Sus comentarios a rostrosyperfilesbcs@gmail.com


Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: