Anuncios
ACTUALIDAD

BURÓ POLÍTICO

Anuncios

REFUNDACIÓN Y SOBREVIVENCIAPOR ARIEL VILCHISEl actual escenario político conlleva que los participantes en el juego de la política entiendan rápidamente cuál es nuevo código que deben seguir si es que quieren continuar participando y convertirse en opciones viables para la ciudadanía.

De no hacerlo están condenados a su extinción, ya que los ciudadanos en el pasado proceso electoral dieron muestra de que es precisamente la ciudadanía quien da y quita el poder público si no se hacen buenos gobiernos.
Ante el cambio de régimen encabezado por MORENA al frente de la presidencia de la república, el senado y la cámara de diputados así como en la entidad en tres de los cinco municipios y con el control total del congreso local, el Partido Acción Nacional y el Partido Revolucionario Institucional tendrán que olvidarse de las recetas del pasado y enfrentar la nueva realidad con mucha imaginación, pero sobre todo con talento.
Los cambios en las dirigencias estatales, tanto del PAN como del PRI, deberán ocurrir en los próximos meses; la primera respondiendo a un asunto meramente estatutario y la segunda por una necesidad sumamente urgente.
El Partido Acción Nacional, que ostenta el poder del gobierno del estado, requiere -como lo mencionó el primer panista y jefe del ejecutivo Carlos Mendoza Davis- volver a sus orígenes, dejar de lado los intereses de grupos y volver la cara a su militancia. Pero, sobre todo, no olvidar las necesidades de la sociedad que como partido político puede y debe atender. Ese vínculo entre sociedad-partido-gobierno es el que deben ponderar al momento de elegir a quien estará al frente del partido en la segunda mitad del gobierno estatal.
Aunque ya se mencionan algunos perfiles para asumir dicha responsabilidad, el nombre de Carlos Rochin Álvarez es el que más suena entre los panistas. De darse la llegada del ex jefe de la oficina del ejecutivo a la dirigencia estatal albiazul, seguramente también veríamos ajustes al interior del gobierno del estado debido a los acomodos de los grupos de cara a la sucesión del 2021, sería lo natural.
En el PRI las cosas se darán de manera distinta, es más que obvio que la falta de liderazgo de Gabriela Cisneros para estar al frente del tricolor la llevará inevitablemente a renunciar al cargo. Es insostenible que se mantenga como presidenta del comité estatal. El PRI requiere de caras nuevas, de discursos que se respalden con hechos concretos, dejando de lado las simulaciones.
Por los rumbos del Revolucionario Institucional también hay quien ya ha levantado la mano, Andrés Liceaga -actual secretario General- podría ser opción para dirigir un PRI maltrecho, bapuleado por las batallas internas que no han dejado más que división dentro del PRI. Otro cuadro priista que podría aspirar a la silla que le quedó grande a Cisneros Ruiz sería Isabel de la Peña, ex candidata a una diputación federal, la líder del sindicato de los trabajadores del sector salud ha externado que, de darse las condiciones, buscaría la dirigencia de su partido.
Ya veremos cómo les va a estos dos partidos políticos y las renovaciones en sus estructuras formales, cada uno con fines distintos. Uno preparando el terreno para dar la batalla y tratar de mantenerse al frente del gobierno estatal con miras a recuperar espacios en las alcaldías y diputaciones (PAN) y otro con la esperanza de reconstruir un barco que navega a la deriva, sin rumbo ni capitán, en la sobrevivencia. Es mi opinión, al tiempo…

Sus comentarios a rostrosyperfilesbcs@gmail.com

Anuncios

Facebook Comments

Anuncios
About Dirección General (6905 Articles)
Administrador

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: