Vie. Nov 22nd, 2019

LA MARCHA FIFÍ…RULAIS

POR ARIEL VILCHIS

Será mañana en punto de las 18:00 horas que se lleve a cabo una marcha en favor de que las mascotas (perros) puedan pasear en el malecón de La Paz. Una manifestación ciudadana derivada del anuncio del alcalde paceño de que no se permitirán perros en el paseo costero emblemático de nuestro puerto de ilusión.
La noticia dividió la opinión pública entre ciudadanos que están en contra y otros a favor incluso por encima de la razón, al grado de encontrar en redes sociales frases como “¿ahora cómo le digo a mi mascota que no verá los atardeceres del malecón?” o “¿ahora quién va acompañar a mi abuelita a hacer ejercicio al malecón?” El chiste se cuenta solo.
Lo cierto es que existe un problema real, una inconformidad real de parte de la población que acude a pasear al malecón y teme por su seguridad; ya sea porque los perros causen heridas a los transeúntes por ataques -como ocurrió con una persona a la que un perro mordió en días recientes- o los pleitos que se suscitan entre mascotas sin que los dueños puedan controlarlos. Sumándole a lo anterior la enorme cantidad de desechos que generan las mascotas en el tiempo que son paseadas en el malecón y sus dueños no recogen.
Los propietarios de mascotas (perros) están en su derecho de manifestarse, por supuesto. Pero independientemente de ello, nada puede estar por encima del derecho a la salud, al libre tránsito, a la seguridad de los ciudadanos consagrado en las garantías individuales de nuestra Constitución, no hay más. El reglamento, quizá obsoleto, quizá con lagunas, debe aplicarse. El Malecón de La Paz debe ser para uso y disfrute de las familias que habitan o visitan la capital de nuestro estado.
Y si están pensando en eso de los Perrhijos como argumento para defender posturas, déjenme decirles que algo no está bien y seguramente deben acudir al psicólogo porque quizá padezcan algún tipo de trastorno, y no lo digo yo, lo dicen los expertos y aquí les dejo el enlace. https://noticieros.televisa.com/historia/tener-perrhijos-pueden-ser-senal-trastornos-mentales/
La marcha fifirulais se llevará a cabo y quizá nada pase o nada cambie, pero al final de cuentas lo que realmente debe de preocuparnos es que como sociedad levantamos la voz, nos manifestamos, marchamos y nos expresamos por situaciones que parecieran no tener trascendencia, dejando de lado los verdaderos problemas que como sociedad enfrentamos: la posible instalación de la minería tóxica en nuestro estado, el incremento en los servicios como la luz eléctrica, el alza en el precio de la gasolina, en su momento la inseguridad que imperó en nuestra comunidad. Para eso no hay tiempo, para eso no hay disponibilidad, a esos temas no le entramos como sociedad organizada. Es mi opinión, al tiempo…

Sus comentarios a rostrosyperfilesbcs@gmail.com


Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: