mar. Jun 25th, 2019

ISSSTE BOTÍN DE GUERRA

POR ARIELVILCHIS

Mientras los relevos en las delegaciones federales en Baja California Sur se van dando a cuenta gotas, en las futuras oficinas de representación del gobierno federal se mantiene la expectativa de las figuras que asumirán, en la llamada 4ta transformación, dicha responsabilidad ya que la ciudadanía y la sociedad esperan un verdadero cambio.

Y aunque ya hemos sido testigos de la llegada de nuevos funcionarios a delegaciones como el IMSS o la SCT, aún faltan muchas dependencias a la espera de la sustitución de titulares, que como ya lo han expresado los líderes del nuevo gobierno, quienes aspiren a cargos públicos deben tener el tamiz del trabajo político electoral del pasado proceso electoral del 2018.

Sin embargo, tal parece que no todo es miel sobre hojuelas en el llamado gobierno del cambio, que para lograr sus objetivos tiene que enfrentarse al viejo sistema y a los grandes intereses que no permiten avanzar en las decisiones de necesarios y urgentes relevos en delegaciones que por su operatividad así lo requieren.

En Baja California Sur el ejemplo más claro es la delegación del ISSSTE, que hasta el momento se mantiene semiparalizada sin cabeza tras la renuncia de su titular Mayra Zazueta quien salió huyendo de la entidad dejando una deuda histórica de veinte millones de pesos.

Sumándole a lo anterior que actualmente no tiene subdelegado médico, cargo que ostentaba el Dr. Carlos Zárate quien se separó del cargo en noviembre pasado, lo que representa hasta hoy no cumplir con el logro de metas medicas ni preventivas. Delicado también que por meses la delegación no ha contado con jefe de compras, generando hasta el momento desabasto de medicamentos, lo que habla de que al interior de la delegación se vive un verdadero caos administrativo.

Si tomamos en cuenta que en la entidad el ISSSTE tiene 180 mil derechohabientes, lo anterior no es cosa menor y debería preocupar al Director General, el priista Luis Antonio Ramírez, antes de que genere crisis el adeudo de cuatro quincenas al personal eventual -que entre médicos y personal de enfermería suman alrededor de 750 empleados- lo que provocaría una insuficiencia médica.

Se sabe, porque ha trascendido en redes y medios de comunicación, que la propuesta de relevo para un nuevo delegado del ISSSTE en BCS se encuentra en el escritorio del director Luis Antonio Ramírez sin que hasta el momento se tome una decisión al respecto.

Propuesta que quizá se encuentre bloqueada por la FSTSE que comanda otro priista Joel Ayala, la federación de sindicatos que tiene controlada buena parte de las decisiones que se toman en la Junta Directiva del ISSSTE y que, contrario a lo que quisieran los impulsores de un cambio en el país, mantienen sus tentáculos en las delegaciones estatales; y para muestra lo ocurrido en Nayarit donde fue nombrado como delegado de la institución médica Roberto Fierros o en Sinaloa donde recientemente rindió protesta Marcial Silva Gómez, ambos personajes ligados a la FSTSE, uno exdirigente y el otro yerno del líder estatal. Los ejemplos pueden seguir.

Sin duda los cambios se darán tarde que temprano, pero no debe olvidar la 4ta. Transformación que las oficinas de gobierno se toman como botines de guerra y algo parecido sucedió en el ISSSTE cuando en plena campaña electoral del 2018 los líderes de la FSTSE prometieron un millón de votos en favor de su candidato José Antonio Meade en el clásico mapacheo electoral y donde los delegados estatales fueron los coordinadores.

Ya veremos qué sucede, la tarea no está fácil pero el cambio debe notarse porque la ciudadanía no votó para ver más de lo mismo, es mi opinión, al tiempo…

Sus comentarios a rostrosyperfilesbcs@gmail.com


Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: