HONESTIDAD: ¿SIN TRANSPARENCIA?

POR ARIEL VILCHIS

“De lo que se trata no es cambiar de pastor, sino dejar de ser borrego”. Estalisnao Zuleta.
Disponer de un presupuesto financiado desde lo público debería obligar a quienes lo ejercen a hacerlo de manera trasparente, a no dejar ninguna duda del buen ejercicio del gasto sin escudarse en el trillado discurso de la honestidad valiente.

En el caso de los partidos políticos, y muy en específico del partido morena, lo que abunda es una opacidad y una discrecionalidad en el manejo del presupuesto que ejerce ya sea de prerrogativas estatales, nacionales o las aportaciones que por concepto de cuotas de funcionarios o representantes populares le llegan a la cuenta que administra en la entidad Alberto Rentería Santana el liderazo de morena.

Alberto Rentería, al frente de morena, dispone de un presupuesto superior al millón y medio de pesos mensuales, de los que no rinde cuentas y la información que debería soportar los gastos de su partido es prácticamente inexistente. Simple y sencillamente no la hay y ante lo evidente Rentería Santana guarda silencio; es sordo y mudo confirmando que ese partido político es uno de los menos transparentes y opacos del país, situación que le ha valido ser sancionado a nivel nacional, y aquí en Baja California Sur morena deberá pagar casi tres millones de pesos consecuencia de su mala administración de las prerrogativas y su falta de transparencia.

Lo anterior, por supuesto le compete investigar y sancionar a las autoridades electorales. Sin embargo, en el caso de Alberto Rentería Santana el caso toma mayor relevancia ya que pertenece al partido que pregona un cambio de régimen en el país, el partido que se asume honesto y donde no hay margen en el error porque miles de ciudadanos depositaron su confianza precisamente en un partido diferente libre de las corruptelas.

Ahí viene lo delicado y que debería preocupar a los líderes de morena en BCS: ¿cómo mantener el discurso de la honestidad si su dirigente falta a la verdad, oculta información y se resiste a la transparencia en el gasto de las prerrogativas de su partido?

¿Cómo no especular que Rentería Santana hace uso discrecional de los recursos de su partido si se dedica de tiempo completo al mismo? no tiene otro empleo formal ni ingresos extras que reporte. Pues simple y sencillamente no hay modo de transparentarlos, ya que la venta de autos usados es una actividad que realiza de manera informal, su ingreso no puede ser contabilizado pues no paga impuestos y en su trabajo al frente del sindicato gastronómico no reporta a nadie ingresos ni gastos.

Pero eso sí, Alberto Rentería gusta de los viajes al extranjero (USA, el país capitalista) con todo y familia y gusta de los restaurantes de cortes finos, cosa que no es nada económico y por demás insultante para alguien que pregona la austeridad franciscana.

Habrá quien diga que cada persona puede hacer con su dinero lo que le venga en gana, que para eso trabaja, y estoy totalmente de acuerdo. Sin embargo, en lo que concierne a Alberto Rentería, ¿Se puede ser honesto sin ser transparente? Es mi opinión, al tiempo…

Sus comentarios a rostrosyperfilesbcs@gmail.comFB_IMG_1562107538172.jpg


Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: