Dice que es «encargada de despacho» pero es verificadora de PROFECO; se jacta de ser amiga del Procurador General y humilla a los empleados.

La dizque «encargada de despacho» de la Procuraduría Federal del Consumidor, exhibida en meses pasados en narcomantas, Fernanda Elena Trujillo Gutiérrez es una mujer mal hablada, vulgar, que se siente la que todas las puede, no se cansa de humillar todos los días a sus empleados.

Se siente que toda las puede, que dizque por que es muy cercana al Procurador General de la PROFECO, y lo presume y vocifera por todas partes, para intimidar a sus compañeros de trabajo y con ello traer a todas los empleados bien alineados.

Recientemente nos enteramos que a «La Doña» le gusta andar diciendo que es la encargada del despacho, así como también andar violentando la ley y usurpando funciones, esto así, por que legalmente no es la encargada, le tiene que dar los documentos para que los firme un tal Efraín que le conocen en la delegación más que por su trabajo por andar gritándole y diciéndole groserías  a las mujeres para sentirse más hombre.

Entonces Fernanda Elena Trujillo Gutiérrez no es más que una verificadora, que pobre del que no le haga caso, levantará el teléfono para acusarlos con el Procurador General para que los corran. Así es la forma en la que opera esta señora, que viaja en un Mercedez Benz como buena «fifí» que es «La Doña».

Quien sabe cuantos delitos más haya cometido Doña Fernanda Elena… pero le estaremos informando.


Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: