Jue. Nov 21st, 2019

Se le apareció un fantasma en la playa y lo fotografiaron.

Por: Gilberto Ortega
Existen miles de testimonios de fantasmas, y más en estas épocas cercanas a noviembre, que por tradición mexicana sabemos que los espíritus regresan del más allá a visitar a sus familiares.

En esta ocasión Juan S. Murillo tuvo un encuentro con lo sobrenatural y nos cuenta su experiencia aquí en una Playa de la paz.

Buenas noches amigos, quisiera platicarles un relato de algo que nos sucedió este fin de semana a mi familia y a su servidor aquí en la paz BCS.

Cómo buena familia choyera, tenemos el gusto por irnos de campamento de vez en cuando en alguna playa alejada de la ciudad pero no tanto como para salir del municipio. Normalmente acudiamos a «el saltito», pero hace algún tiempo mi familia empezó a ir a una playa que está al lado izquierdo (viendo hacia el mar) el nombre de la playa es «los muertitos» un nombre que no te lo tomas al literal ya que hay otros lugares que hacen alusión a la muerte como la antigua «ensenada de muertos». Sin embargo esta ocasión nos sucedió algo que nos dejó con intriga.

Resulta que llegamos a la playa alrededor de las 3 o 4 de la tarde, y estuvimos escuchando música, platicando entre familia, jugando con mi perro y así. Todo transcurría como normalmente pasa, ya cuando empezó a bajar el sol decidimos ir a juntar leña para la fogata y que no sé nos hiciera más tarde, (mi tío javi regularmente encabeza esta búsqueda desde que tengo recuerdos de nuestros campamentos) salimos y como siempre no encontramos tanta leña, y hubo algunos encuentros con la fauna local como alacranes y vivoras de cascabel. Decidimos regresar y empezar a armar las casitas de campaña antes de que anocheciera, sin embargo al estar ya en el campamento y tratando de levantar las casitas de campaña por un momento perdimos de vista a mi perro y empezamos a llamarle y buscarlo viendo hacia lado contrario del mar donde esta lleno de matorrales y pequeños causes de arroyos. El punto aquí es que al estarlo buscando, mi tío javi dijo «ahí se ve» apuntando hacia una pequeña loma frente a nosotros, y mi hermano emanuel y mi primita Silvia (la pechuga) dijeron igual «si ahí se vio algo». Sin embargo, yo ya había localizado a mi perro del lado derecho como a 15 metros de donde ellos dijeron haberlo visto. Entonces mi tío javi dijo «ah cabron, pero si yo vi que pasó.. Pero era como blanco» confirmando su versión mi hermanito y mi prima.

El resto de la familia comentaba que tal vez sería un coyote o tal vez algún «animal» o simplemente no creímos que «algo blanco» hubiera pasado por ahí pese a la insistencia de mi tío. El a su vez decía que tal vez había sido un fantasma, a lo que mi tía Beni dijo «es el memingo» que nos vino a visitar (mi abuelo recién fallecido hace unos meses QEPD).. Seguimos platicando y disfrutando del campamento en lo que este tema se iba quedando en el olvido.

Pero unas horas después como a eso de las 10 de la noche, estando sentados alrededor de lo que se suponía iba a ser la fogata (que nunca hicimos) seguimos platicando de otros temas y así cuando mi perro de repente de estar acostado y relajado a un lado de mi, se para y se queda en posición de ataque (es un american Bully) y viendo hacia la oscuridad detras de nosotros, entonces mi mamá y mi hermano se preguntan ¿qué habrá visto que se puso así? Y estuvo un buen rato con desesperación queriendo salir en busca de «algo» que vio y/o percibió que nosotros nomas no pudimos ver. Total que decidí pararme y junto con mi hermano Emanuel y ares (mi perro) caminamos hacia la dirección que mi perro se jalaba con tanta desesperación a ver que encontrábamos, sin embargo caminamos poco más de 100 metros y quien sabe hasta donde hubiéramos parado porque mi perro seguía terco en perseguir este «algo» por lo que decidimos regresar y dejarlo asi. Total que pasó el tiempo y mi perro seguía muy alerta ante esto que no sabíamos que era (y aun seguimos en lo mismo) porque realmente no vimos nada, solo unas huellas muy raras, como si fueran pisadas de alguna vaca pero lo extraño es que las huellas estaban de 2 en 2. Como si esta «vaca» hubiera ido brincando con 2 patas pero pues no sabemos realmente qué pudo haber dejado estas huellas porque salían de la playa y se perdían en una pequeña loma.
Todo había quedado ahí, en una situación un poco extraña o rara. Sin embargo hoy, al estarnos enviándo unas fotos al chat de mi familia (Murillo’s) mi mamá se percató de algo… Que es aquí lo que nos dejó pensando y bastante intrigados… Quien es la persona que se apreciaen la parte posterior de la foto que tomo mi tío, exactamente en donde el dijo haber visto este objeto «blanco» justo unos momentos antes de la situación que acabó de relatar. Cabe destacar que éramos las únicas personas acampadas en la playa, yo soy el que aparece del lado derecho y es cuando estaba buscando a mi perro.
Adjunto estas 3 imagenes: la foto original, un close up y un aclarado en el close up.
En donde estábamos no había letreros, ni nada sobre esas lomas con lo que se pudiera confundir. Algunos de la familia dicen que se ve como si fuera una mujer o una niña con vestido volteando hacia donde estábamos nosotros, tal vez solo sea nuestra imaginación… O tal vez no, tu que crees?
Relato de un choyero en los muertitos.


Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: