Jue. Nov 21st, 2019

Morena construye andamiaje autoritario con Revocación de Mandato y consulta popular: Rigoberto Mares Aguilar    

“Los legisladores de Acción Nacional votamos en contra de la revocación de mandato porque estamos convencidos de que esta modificación constituye un engaño a la ciudadanía haciendo creer que estamos frente a un avance democrático que permitirá a los mexicanos sancionar si un mandatario debe continuar en su cargo y, de no ser así, tener la posibilidad de elegir un nuevo Jefe del Ejecutivo”, señaló Rigoberto Mares Aguilar, diputado federal del Partido Acción Nacional (PAN).

El PAN siempre ha estado a favor del fortalecimiento de la democracia, en este caso dando participación a la opinión de la ciudadanía, sin embargo hoy se ve obligado a oponerse al modelo propuesto por Morena. “En la práctica se impone tal número de restricciones que la apertura para la revocación del mandato se vuelve muy difícil de concretar, sino es que imposible.”, indicó Mares Aguilar.

El Partido Acción Nacional no está de acuerdo en apoyar la Revocación de Mandato y Consulta Popular porque es un peldaño en el andamiaje autoritario en ruta a los modelos como Bolivia, Ecuador, Venezuela, con un tufo autoritario que provoca más miedo que confianza, más incertidumbre que entusiasmo y más inestabilidad para un país atrapado en la parálisis.

Dijo que para llegar a la revocación de mandato es necesario que lo solicité el tres por ciento del padrón electoral, más de 2 millones 700 mil personas y en esta lógica, sería algo parecido a crear más de 11 partidos políticos nuevos o tres veces más la gente que votó en la consulta que realizó el gobierno para cancelar el Aeropuerto de Texcoco.

Para la revocación se exige la firma de 2.5 millones de personas y para ejecutar el mandato un mínimo de 36 millones de personas para que sea vinculante la voluntad general. Tal número de participantes se aprecia como prácticamente imposible. Los últimos ejercicios al respecto (ubicación del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México y duración del mandato de gobernador en Baja California) comprueban el bajo interés demostrado.

Otra de las contradicciones en torno a la afirmación de que en “México el pueblo quita y pone a sus mandatarios” es el hecho de que, aun cumpliendo todos los requisitos solicitados, al momento que se votara la destitución del mandatario, sería la votación de dos terceras partes del Congreso de la Unión la que eligiera al nuevo mandatario. Así, no sería el pueblo quien directamente eligiera a su nuevo presidente.

El Partido Acción Nacional estaría favor de la figura de Revocación de Mandato y Consulta Popular, pero en términos complemente distintos a los que hoy se aprobó en la Cámara de Diputados. “Apoyaríamos esta medida si se aplicara para un próximo mandato, para que fuera imparcial y legislar con un propósito general y anónimo.”, señaló el legislador.

Señaló que lo que aprobó MORENA es la implementación de un sistema autoritario que está atentando lentamente y probando al pueblo de México a ver hasta a dónde puede resistir. “Lo hacen en Baja California, lo hacen con la reforma a la consulta popular, lo hacen con la revocación de mandato y, por supuesto, que vemos latente y nos preocupa el tema de la reelección”, finalizó.


Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: