Jue. Dic 12th, 2019

BURÓ POLÍTICO

POR ARIEL VILCHIS

Al día de hoy en el Partido Acción Nacional tienen bastante claro que les quedan quinientas setenta y un oportunidades de llegar a la ciudadanía y convencerlos de que son la mejor opción para continuar gobernando Baja California Sur.

La cuenta regresiva la activó el dirigente estatal del albiazul en entidad Carlos Rochín Álvarez en días pasados frente a la militancia panista y su líder nacional Marko Cortes. Donde el compromiso asumido fue regresar a las colonias, platicar con los vecinos, retomar el acercamiento con los ciudadanos utilizando el mejor de sus argumentos que es, sin duda, el buen paso que lleva la administración estatal que encabeza el primer panista Carlos Mendoza Davis.

El reto no será sencillo para Acción Nacional, tomando en cuenta que son oposición al gobierno federal y en lo local en cuatro municipios, sin embargo el partido que tiene como su principal postulado el Bien Común con una visión Humanista deberá potencializar el discurso del buen gobierno; de que ellos si saben administrar, que en los gobiernos del PAN se puede vivir mejor y por supuesto tener un mejor futuro.
El gran desafío es no dormirse en sus laureles ante un gobierno federal que todos los días marca la agenda nacional y que mantiene una base a la que le habla diariamente. Por lo que deben primeramente retomar la agenda local y endurecer el discurso como oposición escuchando las demandas ciudadanas.
A 571 días de la elección del 6 de junio del 2021, en la que habrán de renovarse todos los cargos de elección popular en la entidad, la tendencia electoral no favorece del todo a Acción Nacional. Las últimas encuestas marcan una distancia de 6 puntos porcentuales de diferencia entre el PAN y Morena. Sin embargo, esa diferencia es prácticamente nada en comparación con el arrollador triunfo del partido morena en la elección del 2018 donde ganó casi todo en BCS.

Por eso Acción Nacional debe concentrarse en hacer su chamba, ya no hay pretexto, pues ha renovado sus órganos internos, sus dirigencias municipales y no les queda más que tomar la calle como los convocara en días pasados su dirigente Carlos Rochín Álvarez.

Los ciudadanos de la media península saben reconocer a los buenos gobiernos y también saben castigar a aquellos que toman malas decisiones. Los últimos 20 años de la historia sudcaliforniana está llena de ejemplos y la alternancia ha sido prueba de ello. Los gobiernos de Acción Nacional desde el 2011 que llegaron al poder han mostrado avances importantes en materia económica, seguridad, empleo, turismo. Aún queda mucho por hacer y la cuenta regresiva ya inició. Veremos qué pasa. Es mi opinión, al tiempo…
Sus comentarios a rostrosyperfilesbcs@gmail.com


Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: