Los fantasmas de la casona de Santa Águeda.

Después de que José Rosa Villavicencio, oriundo de la ranchería de Santa Águeda, revelara a Blumhart y Jules Müller el sitio en donde se encontraba cobre de buena ley, un grupo de trabajadores iniciaron actividades mineras sobre la capa superficial y el distrito de Santa Águeda comenzó a cobrar fama.
Cuando la noticia de la existencia de dicho lugar se divulgó, comenzaron a llegar cientos de personas interesadas en un sitio de enriquecimiento. Así Santa Águeda se convirtió en un concurrió lugar y dicho lugar pasó de tener un par de habitantes a frecuentes viajeros que iban y venían, esto fue en aumento durante el Porfiriato cuando la Compañía del Boleo inició operaciones.
Aunque la fecha exacta de la construcción se desconoce, existe una carta de 1903 escrita por Ernest Michot, en la cual se lee sobre el levantamiento y construcción de un chalet en Santa Águeda con características que coincidían con una quinta de descanso para los viajeros.
Quizá por su pasado historico y lo abandonado de la propiedad se ha prestado para que se generen todo tipo de historias, hay muchas que tienen que ver con supuestas manifestaciones paranormales y de eventos sobrenaturales que recorren dicha propiedad.
Aunque ha pasado por varias épocas ha logrado sobrevivir y hoy en día es un edificio emblemático de Santa Águeda.
LINK DEL VIDEO:


Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: