INSABI es una ocurrencia improvisada y con la salud de los Sudcalifornianos no se juega.

La Paz (California).- Una muy buena noticia fue dada a conocer por el gobernador Carlos Mendoza Davis, quien señaló que en la entidad no entrará en vigor el Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI), que ha provocado cobros exagerados y la venta de medicinas a pacientes en hospitales de otros estados de la república.

Esto significa que el programa «al vapor» que fue implementado a partir del 1 de enero por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, no tendrá ningún efecto en ningún hospital o clínica del Sector Salud de Baja California Sur, por lo que los pacientes que se encuentran en tratamientos de especialidad, los que están hospitalizados y los que requieren de atención en primer nivel, pueden acudir con la confianza de que tendrán sus consultas, tratamientos y medicinas.

Mendoza Davis destacó que esto ocurrirá hasta que no se estabilice el INSABI, que no hoy garantiza un servicio oportuno, profesional, atento y suficiente.

Los gobernadores que han determinado seguir protegiendo la salud de los residentes en sus estados son: Jalisco, Aguascalientes, Querétaro, Guanajuato, Tamaulipas y Baja California Sur.

Esto a pesar de que el secretario de la Comisión de Salud en la Cámara de Diputados, Manuel Huerta Martínez (MORENA), les solicitó públicamente a estos gobernadores que firmen el convenio para que entre en operación el INSABI en esas entidades.

¿Tienes tiempo para una encuesta?


Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: